Daily Reflection

Levantad vuestras cabezas

  • November 24, 2022
  • Memoria de San Andrés Dũng-Lạc, Presbítero, y Compañeros, Mártires
  • Jennifer Ristine
  • Luke 21:20-28

    “Cuando veáis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed que se acerca su desolación. Entonces los que estén en Judea huyan a los montes, y los que estén dentro de la ciudad salgan de ella, y los que estén fuera del campo no entren en ella, porque estos son días de venganza, como cumplimiento de todo lo que está escrito. ¡Ay de las que estén encinta y de las que críen en aquellos días! Porque habrá gran angustia en la tierra e ira contra este pueblo; caerán a filo de espada y serán llevados cautivos entre todas las naciones, y Jerusalén será pisoteada por las naciones, hasta que se cumplan los tiempos de las naciones. Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia entre las naciones confundidas por el bramido del mar y de las olas. La gente se desmayará por el miedo y el presentimiento de lo que vendrá sobre el mundo, porque los poderes de los cielos serán sacudidos. Entonces verán al Hijo del Hombre viniendo en una nube con poder y gran gloria. Ahora, cuando estas cosas comiencen a suceder, levántense y levanten la cabeza, porque su redención se acerca”.

    Oración de apertura: Señor Jesús, aumenta mi fe, esperanza y amor por ti, para que pueda ser un testigo valiente de tu venida.

    Encuentro con Cristo:

    1. Señales: La comunidad cristiana primitiva vivía en una sincera anticipación de la segunda venida de Jesús. Sus advertencias y promesas les dieron la fuerza para enfrentar muchas persecuciones y pruebas que amenazaban sus vidas. Pero estas señales que Jesús describió también podrían ser para nuestros días. ¿Significa esto que nos hemos perdido su venida? ¿O que se equivocó acerca de su segunda venida? Actualmente, vivimos esta realidad en el misterio. Están presentes los signos que nos llaman a cierta disponibilidad en la vivencia de nuestra fe.

    2. Las personas se desmayarán de miedo: según la Asociación Estadounidense de Ansiedad y Depresión, los trastornos de ansiedad son la enfermedad mental más común en los Estados Unidos y afectan al 19 % de la población (cuarenta millones de personas). Jesús mencionó que la gente se desmayaría por el miedo y el presentimiento de lo que viene sobre el mundo. El miedo y la ansiedad a menudo son provocados por la anticipación y la creencia de que cosas malas están por venir y que la vida no tiene la felicidad y el significado que uno desea. Si bien el miedo es una emoción humana normal, básica y necesaria, requiere una evaluación a la luz de la fe. Nuestro peor escenario, visto objetivamente a la luz del plan providencial de Dios, puede convertirse en un motivo de esperanza.

    3. Poneos de pie y levantad la cabeza: Jesús nos ofrece una actitud particular que podemos asumir frente al caos del mundo. “Ponte de pie y levanta la cabeza”. El acto físico de hacerlo puede ser un punto de partida para afrontar las pruebas diarias que nos acosan. Además, Jesús nos da una razón interna para hacerlo. “Tu redención se acerca”. Él nos recuerda que nuestro rescate está cerca. Dondequiera que haya “guerra” –cosas que temer– levantamos la cabeza y nos mantenemos firmes en la fe, esperando el rescate final.

    Conversando con Cristo: Señor Jesús, envía tu Espíritu para que me dé valor en medio de las cosas que temo a diario. Haz que pueda levantar la cabeza con fe y confiar en tu providencia.

    Resolución: Señor, hoy, por tu gracia, reconoceré los momentos en que el pesimismo me lleva al miedo. Me levantaré, levantaré la cabeza y haré un acto de fe y confianza en tu amor providencial.

    Para mayor reflexión: Rescate por Lauren Daigle.


    © 2019-Present. EPRIEST, Inc. All rights reserved.

Daily Reflection

You are not subscribed to the Daily Reflection. Subscribe here.

Got an idea? General comment or feedback?

Drop us a line. We are interested in what you have to say.

Send a Comment